1/15

Cerca de la cima donde anidan las ruinas sagradas del Tepozteco, el escorpión negro ha despertado. El llamado de Maezumi Roshi por construir un templo en México, es el eco vivo de su enseñanza. 

 

El Templo del Escorpión Negro (TEN) en Santo Domingo Ocotitlán, fue dedicado a la memoria de Maezumi Roshi el Lunes 31 de Marzo de 2008. William Nyogen Yeo, Roshi, ofició en  la Ceremonia que Abre los Ojos.

 

En el TEN nos reunimos para hacer ZAZEN, la forma de meditación sentada en la que cultivamos la atención sin distracción, sin pensar en nuestros pensamientos, ni tampoco reprimir su actividad natural. 

 

Relájate y suelta...

 

... dicen las palabras del maestro. En zazén, simplemente nos concentramos, sin tratar de entender o analizar, sin conversar con nosotros mismos. Nuestra práctica es el linaje vivo de Maezumi Roshi y de los maestros que vinieron antes de él, y el TEN es un santuario donde todos podemos encontrar refugio. A un estudiante de corazón sincero, la práctica nunca le fallará.

 

Ven con las manos vacías.